29 Dic

MADRID (TERCERA NOCHE DE 3)

copyright © Edu Sanz

“tras la función” © Edu Sanz

Extraordinario ambientazo y perfecta la comunión con el público.
Las buenas sensaciones previas hacían presagiar una noche bonita, con emoción, pongamos que especial.
Y así fue, comenzamos el espectáculo mostrando todas las cartas sobre la mesa, no me dejé ninguna e invocando a maestr@s (Serrat, en esta ocasión), aparecieron caray! que si aparecieron, parecía como que ellos/ellas tampoco se querían perder la noche y nadie se la perdió.
El publico, la crema escribamos, mostraba su euforia y alegría que subiendo desde las butacas, incluso desde el escenario, entraban a todas, carcajadas y silencios, respetos y risas, y devuelto por mi que he de escribir lo entregué todo … y algo mas.
Apostaría que todos terminaron con las mismas buenas sensaciones que tengo yo ahora mismo …
Dejamos al publico con ganas, así nos lo hicieron saber mientras nos despedían pidiendo “una mas” …
Y regalé un par de bises mas, extraordinariamente para la noche del Sábado, porque la noche lo merecía, y no pude dejar escapar, agradecer a quien me ha ayudado a poder estar escribiendo esta crónica, todo lo pasado y trabajado, pero no descarto en que vuelvan los bises especiales muchas mas noches, porque seguro que también lo merecerán.
Profunda alegría, por encontrarnos con un respetable mucho mas que respetable (algunos llegaron de Italia, Argentina y Tolosa para vernos anoche).
Principalmente psicodelico, pero anoche fuimos mucho mas, me llevo imágenes imborrables de estos dos meses en Madrid y de un Teatro “El Monta” perfectamente apto para participar de la liturgia del Teatro, con Mayúsculas.
Me brindé eterno y entero de verdad. que equipazo formamos y que bien lo hemos hecho, vamos a seguir con los “Grandes éxitos” por mucho tiempo, esto sólo es el principio.
No pude pegar ojo, adrenalina y otros kaos, abrazos y besos a quienes tanto me han ayudado y siguen haciendo y en la noche del sábado prometieron amor eterno para seguir con esta vida.

Cuanta verdad y emoción. Cuanto éxito mereces.